10.9.08

Soñar en "La Placita"



De esto me nutría yo cuando era chica. La Cantina La Placita, en su lugar original de Plaza Serrano, antes de que se convirtiera en un galpón-rejunte de diseñadores alternativos....
Vaya mi más humilde homenaje desde estas líneas, con un poema -creo que de Horacio Ferrer, pero había dos- que mis ojos se afanaban por leer cada vez que llegábamos, antes de comer berenjenas a la parmesana.




En el aire, tabaco del abuelo
Qué retoño de estrella, en la cornisa.
Techa el patio un ayer de puro cielo;
y la misa es cabal; toda de misa.

Ay, te he escrito en los muros la sonrisa
del te amo que ahora es puro duelo;
vos no estás. Y yo menos, ya sin prisa
voy camino de ser todo de suelo.

Dios bendice con tango esta infinita
patria humilde. Carriego, a cada sala,
va muy feliz trajeado de osamenta.

Mamá, canta en la calle Guatemala.
Bebe el tiempo que aquí a pensar se sienta,
Es un sueño comer en "La Placita".


2 comentarios:

Lucas dijo...

"Dios bendice con tango esta infinita patria humilde", me gustó eso. Lo que no me gustó fue lo de "berenjenas a la parmesana" :S
Que lindo recordar la infancia!
Saludos!

ciclo365dias dijo...

:)