8.12.11

Me fascina esto de no tener idea de quién soy.
De ver lo que provoca en los demás,
en mis relaciones con hombres y mujeres.

En esta época
siento que no tengo una idea de cómo me veo,
de cómo me paro frente al mundo,
porque no estoy buscando pararme desde ningún lugar conocido:
la simpatía, la sabiduría, la alegría,
la terquedad o la inocencia.

Estoy buscando conocer
lo que provoca el mundo en mí.
Y mientras registro esas sensaciones
Casi no tengo tiempo de "posar para los demás".

Simplemente SOY.

Y que me acepte quien me acepte.

Entonces pasa: viejos conocidos no se encuentran con la mujer sexual
que solía ser hace unos años.
Quizá no saben con qué se encuentran.

Pero estoy disfrutando TANTO esto de poder hablar
de tener algo en la cabeza y no buscar agradar
que los viejos conocidos tendrán que esperar
porque quién sabe adonde fue a parar mi antigua identidad!

Sólo sé que estoy mutando
y que este descubrimiento que hago día a día
de mi cuerpo, mi mente y mi alma
que están cambiando
va a llevar tiempo de asimilar y aceptar
y más vale me lo tome con calma
hasta que aprenda a conocerlos nuevamente
bajo esta otra piel
como a la palma de mi mano

¡Y eso me de confianza!
para llevarme nuevamente el mundo por delante
pero desde mi eje autónomo y feliz
y no desde la necesidad de manipular a los demás.


Parafraseando a alguien:
*ja huxley habla de eso en un libro
*de como nos ven los demas
*y lo conveniente que es saberlo

¿por qué?

*porque sabes lo que espera y lo que no

.

2 comentarios:

Regalame dijo...

Increíble blog enserio! Pásate siempre que quieras tu comentario siempre será bien recibido :D
Te sigo,me sigues?
Un besito!

Silvia R dijo...

Pero muchas gracias!
Te sigo. ;)