7.4.12

.

No voy a volver a vos
Pero te pienso
Porque dejaste una impronta en mí
y me amarraste
Quizá a tu pensamiento
porque ya no siento nada
porque no te quiero
Pero es mi vida pasada la que me produce esto.

Quiero provocarte algo
y tener un puente
Para atravesar tu memoria
y crear un fuerte

Vos te abriste a la causa
y yo fui muy dulce
Me convierto en loba esteparia
cuando no me tratan así.

La dulzura produce maltrato?
Es demasiado para un corazón hendido?

Sólo quiero encontrar al que no le cause miedo
Que sea capaz de tomarla
sin amelazarse y sin ruido
aprenda a ir y venir en el descanso
convivir con el vaivén de mis abrazos.

Vos no sabías abrazar.
Quizá por eso parto.

.

2 comentarios:

Carz dijo...

Mi comentario -de ir- iría en dos vertientes: Juan Luis Panero y sus mensajes entre Marco Antonio y Cleopatra, y mi animadversión por facebook o twitter.

El caso es que, mientras te leía, escuchaba a Jóhann Johannsson y me puse a contestar a una ambigüedad tomándote de escusa porque me recordaste a la "petite mort" que encumbra el abrazo.

Sé que escribí sobre esa idea, pero ahora no la encuentro. Así que he escrito esto, acompañandote o contraponiendote, o algo distinto.

La petite mort

No volverás a mí
aunque me pienses
aunque dejara una impronta en vos
y te “amarara”.
Y a mi pensamiento vendrás
aunque no sientas
ni re-sentirlo quieras,
ni lo negaras.
Tu vida pasada no se irá
-yo bien la guardo-

Me provocas ser yo,
a querer puentes
aunque jamás habré de atravesarlos.
Mi memoria no es débil
sino tu fuerte,
un altar que se huella
sin profanarlo.

Hay muchas causas
y vos sos una,
tan dulce fuente de la amargura,
tan digna loba de las estepas,
tan lucero prófugo de la alborada.

El maltrato hiende al corazón
y lo separa
en vos y en vos
y va callando
mientras se acalla el mío
que recorre mi ser
en tu paisaje.

Aún sin miedo
no fui valiente.
Incapaz de tomarte
sí supe asirte
cuando caías entre el estruendo.
Vaivén sin brazos
y sin cuarteles.

Ni yo supe abrazar
ni vos morirme,
“la petitite mort”
nos fue ajena.

Marcos Cegobia dijo...

Buena :)