8.5.07

FE Y RAZÓN, still fighting...


Reflexión interesante, luego de leer un editorial de la revista Sophía por Cristina Miguens:

Perder la "razón" o la cabeza; es ser un demente o un loco.
Perder el "alma" o "no tener corazón" es ser un desalmado.
Según la RAE, es alguien "falto de conciencia, cruel, inhumano, privado o falto de espíritu".

Yo, personalmente; prefiero perder la cabeza que el alma; pero he comprobado en carne propia y por la cantidad de ejemplos que se ven en la actualidad; que a los ojos de la sociedad está mucho peor visto ser un loco que ser un turro.

Es insólito, no???

¡Es preferible perder el alma a perder la razón!

Perder la razón es una HUMILLACIÓN ANTE LOS OJOS DE LOS OTROS;
perder el corazón no lo es.
En todo caso ser cruel e inhumano es algo que NO SE OCULTA A LOS OJOS DE LA SOCIEDAD... incluso puede ser admirado o idolatrado según la ocasión.

Pero perder la cabeza es una vergüenza para todos...

¿Cómo, pienso, es posible dar rienda suelta al corazón (o al alma) si no se pierde un poco la cabeza?

Ese fue el problema de Jesús:

A LA GENTE NO LE ENTRA EN LA CABEZA QUE ALGUIEN PUEDA SER CAPAZ DE TANTO CORAZÓN COMO PARA MORIR POR AMOR.

Quieren "razonar" a Dios. E incluso encontrar las "razones" del amor humano -aparte del Divino-, como si fuera algo capaz de explicarse con lógica.
Si nos guiamos por muchos de los ejemplos de amor que conocemos, la mayoría no tiene que ver con razón alguna.

El amor se empezó a mezclar con la razón cuando las sociedades plantearon la necesidad de un amor ligado a la responsabilidad. Y ahí nació la Ética...

Me equivoco: la ética nació cuando las sociedades industrializadas necesitaron que el amor -el amor al trabajo, en su caso- fuera algo más "maniatable" que pudiera adaptarse a las necesidades del capitalismo. Entonces sí, el amor, para ser amor, "tiene que" hacer las cosas como se debe. Terminó de ser una elección para ser una obligación.

Así fue como todo el mundo empezó a renegar de ese amor mal entendido y comenzó a "razonar" otras formas de amor; de la mano de la cultura hippie, oriental, psicología, parapsicología, new age, coaching y otras hortalizas.

Y como de todas formas el mundo siguió avanzando para quedarse con la razón, y no puede "fundamentar" el amor -porque la sociedad "puede funcionar perfectamente" sin él- YA NADIE ENTIENDE EL SENTIDO DE LA PALABRA AMOR O ALMA O ÉTICA. (ya que hablamos del trabajo y de la sociedad).

¡Porque no es fundamentable! -O no es entendible, como diría un publicista, filósofo y presidente de la filial argentina de una megaempresa de publicidad-. ¿O no?

Pregúntenle a cualquiera que vean por la calle: ¿Qué es la ética?

Saldrán las palabras más comunes:

Valores...
Código de comportamiento...
Tener en cuenta al otro...

¡Dios!!!
¡No se nos ocurra sacar a la luz la palabra "amor" porque escandalizaríamos a los autores de todas las teorías sociales elaboradas en el último siglo!
Nadie llegó a hablar de "amor por la sociedad". Suena absolutamente ridículo.
A lo sumo, Vattimo habló de "solidaridad".

Me da mucha pena que justo, justo al que habló de AMOR con todas las letras y en mayúscula;
al que fue realmente RADICAL con su forma de definir al amor -con su propia vida-,
al que se opuso a la "razón del amor" para explicarlo como la forma ideal de gratuidad;
al que desvinculó y opuso la ley de la naturaleza a la ley del amor (ley del más fuerte vs. ley del más debil -el que sufre, el que tiene corazón, el que siente piedad, el que se compadece, el que "sintoniza" con las necesidades de los otros-);

AL QUE INTENTÓ METERNOS EN LA CABEZA LA POSIBILIDAD DE QUE A PESAR DE QUE LA RAZÓN NO NOS DEJE VIVIR; EL AMOR NOS VA A RESUCITAR;

...lo hayamos matado.

En fin. Así somos los seres humanos.

Gracias a Dios que resucitó -para los que le creímos-; que sino....

3 comentarios:

marina la marinera dijo...

clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap. (De pie).

Sil dijo...

jajajajajajajajajajaajajajajaajajajajajajajja



(me faltó el "Hé dicho!")


=P

marina la marinera dijo...

hummmm...
sabes que?
releyendo estoy, creo que ultimamente... estoy cada vez peor: estoy perdiendo el alma. Yo tambien.
Mientras estuve deprimida y hecha bolsa, y me tomaban por loca, xq claro, esta mina esta MAL... y no sabe lo que hace. Ahora no. Ahora puse el corazòn en el freezer y solo me queda cerebro.

Y a nadie le parece mal, en realidad, creo que a los ojos de algunos, finalmente "estoy madurando" o estoy haciendo las cosas "como se debe"...

Pero cuanto se puede vivir asi dividido? tal vez todavia estè a tiempo de cambiar rumbo. y volver a hacer las cosas como se deben a mi, a mi manera, a mi esencia, a lo que yo soy. Como las debo a mi misma.

Pero tenes razon: a los ojos del mundo es peor perder la cabeza, que perder el alma.