12.10.06

Tus dedos bajo los míos.
Sentí tus venas de elástico,
la gracia de tu equilibrio.

Poco a poco, la música se abría camino.

La boca como una cereza,
un moñito en la cabeza,
los ojos extasiados.

"¿Qué estoy creando..?"
Gritaba mi alma en profundo desconcierto.

Cinco años dieron paso a la Existencia.
Tu solfeo entró en mis oídos
y revolvió mil ideas sueltas.

Se estremecían mis pupilas.
¿Cómo no adoptarte?
Me alimentabas de gymnopédies
y a la vez me dejabas sedienta.

¿Cuándo aprendí a imitarte?
El día en que la rutina era una caricia,
en que el humo de tus vicios
me sedaba, y lo admitía.

No quiero volver a verte

Tampoco quiero perderte.

No quise lo suficiente,

Sólo deseaba la vida.

Los senderos se desvían

Pero el recuerdo es tan fuerte

Que hoy las teclas se me anidan

En los labios y en la frente

Y la música es mi guía

Dondequiera que me encuentre

Es de Schumann la cordura*

De Bach el temperamento fuerte

De Satie el aire de luna

De Mozart, el ángel alegre.


Nunca te dije gracias
Siempre te doy las gracias.


Dejaste un tesoro en bruto
para siempre clavado en mi alma.




*Su creación está enraizada en su psiquis traumada. El ritmo interno neurológico se transforma en una escritura musical con acentos vicerales no convencionales, que llevan al intérprete y al oyente a la conclusión de estar ante un desorden rítmico tan perfecto que podemos compararlo con varias de las fugas de Bach con el agregado de la vorágine sonora que no viene sino del impulso y el desborde instintivo. Su obra nos deja muchas preguntas, ¿A que distancia están la enfermedad y la creación? ¿Cuál es el límite de cordura que este músico maneja en sus páginas?.Schumann fue un poeta por definición. Su música es literaria y esa literatura se muestra con todo su poder en la música.
http://www.salta.gov.ar/ver_noticia.php?id=1635

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es imposible para mí no emocionarme al leer esta hermosísima poesía y reconocer en ella a la persona de quien estás hablando: la MAESTRA de MUSICA a quien la vida nos llevó a conocer en "Musicanto", y que se empeñó en guiarte sutilmente y encaminarte para que pudieras hacer aflorar la vorágine musical que llevabas como un caos adentro tuyo, que te dejó componer lo tuyo, (inolvidable Habanera...)pero también aprender a leer las notas y tocar la música de otros, pero sobre todo te permitió gozar, disfrutar y enamorarte de la música para siempre. Estoy contenta de haber colaborado en este encuentro y además no de que te hayas convertido en una dedicada concertista, sino en lo que dije antes.
Mamá.
P.D.: Cómo se graba este comentario para que no desaparezca?

Sil dijo...

:-)

:-)

:-)


(so happy.......)


:-)